domingo, 29 de junio de 2008

A MI PADRE

Tu fortaleza espiritual es contagiante
La paz que me regalas es fulminante
Tus manos son herramientas llenas de magia
Al son de un solo abrazo todo cambia
Tus palabras de desbordante sabiduría
Me llegan al alma y me tranquilizan
Tu sola presencia ilumina el corazón mas pobre
Si alguna pena me queda evitas hasta que llore
Escribo sin pensar en este hermoso momento
Sin miedo a equivocarme y encontrar tus ojos atentos
Que fácil es que salgan las palabras por si solas
Cuando eres fuente de inspiración a cada hora
Con solo verte es suficiente para sonreír
Para entender el del porque quiero vivir
Alientas mis sueños imposibles y deseos lejanos
Eres certeza de que se cumple todo lo que nos trazamos
Me conmueve realmente la sencillez en ti encontrada
En un mundo donde el dinero compra hasta la mismísima alma
Me enloquece entender tu fidelidad a los principios
En un lugar donde se destruyen hasta los mas finos apellidos
Dicen que aun no se encuentra el mas grande de los tesoros
Que busquen bien que yo lo acabo de ver con mis propios ojos
Que llorar no es de hombres me enseñaron en la vida
Pero ante la suerte que he tenido me toca llorar de alegría
Suerte la de pocos es la que el destino cruzo en mi camino
Al darme dios a ti como padre fue un autentico regalo divino

No hay comentarios: