sábado, 19 de julio de 2008

CAMA ESCURRIDIZA

Me veo caminando juntos de la mano para siempre
Dejando huellas imborrables para que escriban con creces
Fue desde la primera vez que te vi maravillosa
Sintiendo que cambiarias mi vida haciéndola fantasiosa
Nada aburrida, cero rutina y viviendo plenamente
Descubriendo sueños y volviéndolos realidad lentamente
Bésame como siempre y déjame sin aliento
Acurrúcame en tus brazos, regálame paz y ahuyenta los tormentos
Eres eternamente mía sin cadenas ni condenas perpetuas
Nada nos obliga a querernos o amarnos a la brutal fuerza
Regálame felicidad que alcance para esta vida y la otra
No permitas que deje de sonreír por cuestiones ilógicas y tontas
Demostrémosle al mundo lo que existe entre nosotros sin miedo
Que escriban, que nos envidien, que nos hagan un monumento
Que delicia amanecer entre tus brazos en nuestra cama escurridiza
Que hermoso poder decir TE AMO cada mañana esposa mía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso poema

Erika dijo...

Me encanto este poema.