martes, 26 de agosto de 2008

Imprudente Acoso

Regálame esa mirada con la que desnudas mi alma
No me hables de nada que el tiempo se acaba
Sedúceme sin pedir permiso de manera tajante
Sorpréndeme antes que tome la iniciativa de rechazarte
Enrédame con tu cabello negro azabache
Demuéstrame que me falta conocer posiciones ancestrales
Exuberante tentación que me tienes tan intrigado
De donde apareciste dime si eres de este mundo caotizado
Como descubriste la debilidad del secreto mejor guardado
Cuales son tus poderes que con mi fortaleza has acabado
Impotencia siento al no poder defenderme de tu imprudente acoso
Pero no puedo mentir que disfruto cada uno de tus creativos antojos

No hay comentarios: