domingo, 7 de septiembre de 2008

21

A donde me llevas manejando con tu magia cautivadora
Es que hoy probare lo que no debo nunca ni ahora
Secuestra mi identidad y hazme perder la memoria
Lo que me vas hacer que no quede en los libros de historia
Fruto prohibido que destruyes todas mis pensantes neuronas
No me detengo ni puedo manejar mis actos eres como una droga
Estoy en busca del arrepentimiento que se me extravió anoche
Necesito encontrarlo para que el chuchaqui moral salga a flote
Senténciame destino a la condena que debo cumplir
Me declaro culpable por que la sonrisa que llevo no la puedo fingir
Estoy experimentando sensaciones de dosis refrescantes
Como capsulas farmacéuticas que curan los finos males
Me encuentro acorralado en los tentáculos de tu profesión
Tienes maestría que me aniquila todo gesto por decir NO
Arrástrame al encierro bajo llave que tienes ya pensado
Condúceme por los pasillos del sacrificio donde seré devorado
Poséeme cual inocente ser que no puede defenderse de tus mañas
Estámpame tu aroma salvaje de inconfundible estilo que marcas
Hace mucho calor en esta habitación de número desconocido
No recuerdo la hora, ni el día en que fui objeto de tus caprichos
Úsame como protagonista de ese mundo paralelo
Aquel que dicen que no existen algunos entendidos sin sustento

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez escribes mejor, has mejorado muchisimo! Esta muy bueno el poema!! De donde sacas. Tanta inspiracion???

Anónimo dijo...

buen trabajo, te felicito.


Saludos.
LFCC