sábado, 8 de noviembre de 2008

Inmensa Caridad

Late corazón oxigenado no te marches todavía
Sálvame de esta crisis prisionera que secuestra mi vida
No deseo embarcarme en primera clase para este viaje
Aún no es tiempo de visitar criptas para despacio alejarme
Cosas pendientes no pueden quedar en nuestro limbo
Antes de llevarme para siempre déjame publicar mi libro
No quiero conocer lo desconocido por un descuido mío
Reanímame para darle otra oportunidad a este indefenso niño
Me niego rotundamente a darte la razón oscura muerte
Te has equivocado de mortal dame derecho a defenderme
Llega la tiniebla que distorsiona las ganas plenas de vivir
A lo lejos diviso una luz que a otra oportunidad me dice que SI
Gracias por rescatarme de esta pesadilla que pareció tan real
He sentido en carne propia tu presencia de inmensa caridad

No hay comentarios: