lunes, 14 de diciembre de 2009

Tibio atardecer

Huele a un tibio atardecer lleno de golondrinas
Cerca de un campo verdoso abarrotado de frutillas
Torrentoso riachuelo que sintonizas armonía llanera
El viento calido se vuelve frío mientras viene la luna llena
Mix de colores que multiplican las emociones e intrigas
Sendero solitario de aventuras urbanas que traen fatiga
Majestuosa la lírica que desafina la perfección alquilada
Te imagino sin tapujos con oficio de vaquera arriesgada
Condúceme a la metamorfosis de tus noches pasajeras
Que el eco ensordecedor de tus gritos sean armas majaderas
Vitrina cristalina que bordea la orilla mojada de tus rodillas
Te reflejas entera sin fallas ni pecas de rosadas mejillas
Secuestra mis intenciones por beber la clorofila de tus labios
Acorrálame en tu granero sobre la paja inflamable de tus pecados
Muchacha malcriada que recorro extraviado tu bosque corporal
Me inundo de malos pensamientos ante una invitación que no me puedo negar.

No hay comentarios: