domingo, 27 de diciembre de 2009

Peor que el mismísimo pecado

Ibas creciendo mientras los años se fueron volando
De lo tan simple que eras perfecta te fuiste formando
Ha llegado un momento interesante que pide detenerme
Que me de vuelta para apreciar tu generoso presente
Sin lugar a dudas eres peor que el mismísimo pecado
Quisiera enjaularte para admirarte de todos los costados
Eres una bandida aunque a veces me parece que no lo planeas
Puede ser que te sale tan natural aquel gesto cuando jugueteas
Porque me recibes con ese efímero vestido que no cubre nada
Tus muslos se pasean por mi mente distrayendo mi mirada
Que de paso sin ropa interior vas modelando sin vergüenza
Y para rematar que bien te arma ese pedazo de tela
Te gusta que me fije en tu perfil por las curvas que desatas
De senos formados sin llegar a voluptuosos y un trasero que impacta
Pero lo que más llama mi atención es tu boquita de labios gruesos
Una pincelada magnifica por la que muero por morderlos
No debería fijarme en ti ni percibir tu aroma prohibido para mayores
Pero tienes ese algo que me vuelve ciego al punto de cometer errores.

No hay comentarios: