domingo, 14 de febrero de 2010

El Balcón de los Secretos

Hoy escribo desde el balcón de los secretos
En una noche nublada sin viento ni deseo
La calle desolada invita a la pobre depresión
Por las infinitas escaleras no escucho el eco de tu voz
Ya no invades la privacidad de mis pensamientos
Has dejado a un lado lo emotivo del encuentro
Ya no tiene sentido esconder la ubicación exacta
Donde las cuestiones impensables simplemente pasan
Los pasillos se han vuelto fríos, fúnebres y eternos
La vida se ha disipado hasta sentir el ambiento enfermo
La puerta abierta ahora solo espera tu pronto regreso
Se extraña el sonido de tus tacos golpeando el cemento
Vuelvo asomarme por que escucho un débil suspiro
Pensaba en la posibilidad de que seas tú pero sigo herido
No encuentro el rumbo correcto para salir de esta crisis
La magia que me envolvía hace rato que se extingue.

No hay comentarios: