martes, 24 de agosto de 2010

Desde mi platea

Puedo quedarme todo el dia sentado observandote
Mientras duermes alejada de la realidad acechandote
Como las sabanas protegen tu figura de la indecencia
Asi como tambien como adornas mi cama con tu presencia
Mi cuarto cobra vida con colores imaginarios que proyectas
El colchon se llena de ternura al sostener tu silueta
Las cortinas no quieren abrirse por miedo a que despiertes
Nadie quiere terminar tu descanso por la paz que enciendes
Me gusta hablarte cuando escucha tu sigiloso inconciente
Se que mis palabras en tu memoria quedan sembradas latente
Me enloquece escuchar tu voz callada desde mi platea
Algunos susurros alcanzo a traducir sin que te des cuenta
Pudiera pintar un mausoleo de la escena que roban mis ojos
Me encanta cuando me recuesto ligeramente sin abusar a mi antojo
No recuerdo si cuando llegue ya reposabas en mi santuario
Pero claro que te conozco si he pasado la noche entre tus lazos
Aplaudo en silencio por el espectaculo estelar que me brindas
El publico enmudece cuando se entera que mi esposa me roba estas lineas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mi amoooor,
Que hermoso poema, tu eres el que me brinda esa paz al dormir, reposando en tu regazo solo puedo soniar en lo felices que continuaremos siendo en el futuro y en todos los suenios que cumpliremos siempre juntos...
Te amo inmensamente y que feliz que me haces al saber que yo inspiro esas letras en ti... Hasta lagrimas me arrancas de la emocion al leerlas...
Solo puedo decir gracias... Y que te amo con todo mi ser!!!
Paola, tu esposa y tu mujer por siempre!!! ;)