jueves, 9 de septiembre de 2010

12:46

Las 12:46 marca el reloj en este espejismo
Noche espesa que dilata los alocados sentidos
No encuentro forma para defogar mi energia
A pesar del cansacio mi cuerpo solo grita
Porque no puedo conciliar la tranquilidad
Toca averiguar si mis ojos quieren despegar
El descanso es aburrido hasra despertar susto
Mi cuerpo teme acomodarse para dormir a gusto
Asomo mi despeinado look a la descomplicada ventana
En la calle desolada el polvo resta importancia
Los ladrones caminan bajo los paraguas secos
Imaginando que los motines les cambiara el acento
No hay nada divertido a esta hora de la madrugada
La chica de la esquina ya no hace su parada.

No hay comentarios: