sábado, 4 de septiembre de 2010

El acuario de los imposibles

He abandonado mi trinchera cercana al litoral
Para ir en busca de las letras varadas en el mar
Ando sin ánimos de revelar mi ubicación obtusa
No hace falta dar detalles de mi presencia confusa
La luna refleja su gala en la piel del frío océano
En la noche con mi disfraz de desconocido pruebo
La fuerza de tu brisa que congela mis párrafos
Dejando incoloro mis sentimientos esclavos
Ni el coro de los grillos sacude la tacita reacción
Me doy por vencido del verso que daría invitación
Al escondite privado solo apto para público no cuerdo
Que este decidido a olvidar el camino de regreso
Aquí sirena veras el acuario de los imposibles
Donde tu cuerpo se convierte en el naufragio de los invencibles.

No hay comentarios: