viernes, 19 de noviembre de 2010

Casual pero siempre emotivo

Créeme, el encuentro fue casual pero siempre emotivo
Las circunstancias permitieron incluso acercarme a tu oido
Poderte abrazar con la misma intensidad de siempre
Mientras se iba dibujando tu cuerpo intacto en mi mente
Poder ver tu discreta mirada desde primera fila
La transformación de tus labios hacia una sonrisa
Palpar que aún tienes la misma reacción cuando me ves
Se llega a la conclusión de que sembré en todo tu ser
Sigue tu rumbo fijo que yo me encauso al mió agradecido
Fue un placer verte por coincidencia del acolito destino
Tu aroma no se ha dilatado y sigue inundando el ambiente
Quería que sepas que lo más preciado es tu don de gente.

2 comentarios:

Marisa dijo...

Hay miradas que graban a fuego la sombra de nuestro corazón, para luego hacer ese álbum de fotos que es nuestra memoria y nuestro sentimiento.

Intenso tu texto, he podido ver miradas pausadas en latidos.

Un abrazo.

Marlene dijo...

Justo lo que describe el titulo de tu post, un encuentro casual emotivo, que ha cimbrado todo tu ser.
Muy bello todo lo que escribes.

Abrazo fraterno
Mar