martes, 23 de noviembre de 2010

Volcánica Intención

Valoro como en silencio me expresas amor
Sin el uso de las palabras alimentas la relación
Es como música clásica que cautiva sin orador
El sentido del tacto es el privilegiado de esta acción
Además nunca hizo falta interlocutor entre nosotros
Porque somos una pareja kinestésica en el fondo
Donde tus dedos deshielan el frío de mi piel
Así como la pluma baila sobre la hoja de papel
Tus manos son el termometro de mi rendición
Siempre querré ser esclavo de tu volcánica intención.

11 comentarios:

Taty Cascada dijo...

El verdadero amor, habla y se expresa en todos los lenguajes, en todas las lenguas, y en todos los estados...Basta una mirada y dos ojos se hacen uno.
Un abrazo.

escarcha dijo...

buen texto
con erotismo
y fuego.
Saludos Edu

MAR dijo...

QUE BELLO......
Pero sabes a mi aparte de sentir y tocar me gusta escuchar y leer palabras de amor.
Besos para ti amigo.
mar

Irene Bebop dijo...

Las palabras entorpecen la mayoría de las veces. Si pudiera decirse todo sin decirse nada...

Muchas gracias por tu comentario :):)

BRISA dijo...

No hay mejor expresión de amor y entrega, que el dialogo de los cuerpos, de las caricias...
Un saludo afectuoso

Lucrecia Borgia dijo...

El amor se expresa en todos los estados y te cautiva en silencio.
Hermoso y erótico.

Saludos

Juana la Loca dijo...

hay parejas que se comunican con una sola mirada, un solo gesto, pero para mí las palabras son imprescindibles porque no siempre somos tan afines, hay veces que te gusta oirlo, comfirmarlo...

Néctar de lluvia dijo...

Si que es verdad que oir también es agradable y a veces necesario pero, otras en cambio los cuerpos se entienden en silencio a la perfección.

Gracias por pasarte por mi casa de tejas verdes.

Besos.

Marlene dijo...

Hay lenguajes más allá del verbo y el pronombre.
:]

Un abrazo

Coeli dijo...

Gracias por pasar y por dejar tu huella, un placer visitar ahora tu espacio y quedarme.

Hermosas letras!

Un abrazo fuerte

MIMOSA dijo...

Maravilloso!
Abogo por la caricias y la mirada queda, por las palabras silentes que tanto expresan pues no hay necesidad de ellas.
Gracias por tu visita y más por tu comentario, así pude venir yo a ti y quedarme.
Espero te sientas tan cómodo en mi casa como yo en la tuya.
Un abrazo.