lunes, 11 de abril de 2011

De tu propiedad

Calmas la angustia que me produce el desastre
Contando tus pecas olvido todas mis debilidades
Sería verídico un holocausto con tu no existencia
Viviría en una pesadilla que me llevaría a la demencia
Pero qué suerte que me protejas de la angustia
Que me colapses con tus besos color purpura
Donde la única ayuda que necesito es la tuya
Porque psiquiatra es una palabra que me insulta
Llevo literalmente tu nombre arraigado a mis raíces
Me has visto llorando de felicidad sin ser chiste
Crees en mí desde que no valía nada, ni era nadie
Lo que soy ahora es producto de tus habilidades
Soy agradecido del amor que florece en nosotros
Yo soy de tu propiedad, tus palabras me valen oro.

4 comentarios:

Carmen Silza dijo...

A mi tampoco me gusta la palabra psiquiatra,pienso que el mejor somos nosotros mismos...He disfrutado leyendote,besos y buena tarde de lunes

Anónimo dijo...

Mi amor,
Sólo te puedo decir que yo también te pertenezco en cuerpo y alma, por eso nuestras similitudes a través de estos años conociéndonos y amándonos... Gracias por tan lindos poemas dedicados con tanto amor hacia mí... Te amo inmensamente!!!
Tuya,
Paola :)

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Hermoso. Sentido. Sincero.
Y eso me gusta mucho.
Cuidate mucho y sigue agrandando tu corazón.

Un abrazo.

Gladys dijo...

Muy hermoso poema amigo y no tienes porque temerle a los ciquiatras son profecionales como cualquier otro médico, pero si la tienes a ella no lo nesesitas hermosas palabras para la mujer amada.
Besos que tengas una bella semana.