domingo, 31 de julio de 2011

Hanga Roa

Una postal para agotar todos los encuentros previstos
Buscaba paz y estaban completos los requisitos
Cuando desperté mis ojos se veían rodeado de caña guadua
Nada desentonaba, porque a mi lado yacía mi bella musa
Las ventanas con tela metálica, acompañadas de persianas
El piso de madera que revela los pasos de mis andanzas
El aire sopla fuerte como queriendo rociar nuestros deseos
El mar se agita porque sabe los planes que tengo
La bahía larga es propicia por lo que encierra su encanto
No hay testigos, nos hemos involucrado en el acto
Sábanas, edredones, almohadas y un colchón para que mas
Tu alma y la mía ocupadas, entre cuatro paredes con mucho que contar
Nos acurrucamos al final de la tarde, hay voces por los pasillos
Afuera el mar sigue agitado, cantando feliz de lo que hicimos.

No hay comentarios: