miércoles, 20 de julio de 2011

Quiero ver a las montañas bailar

Quiero ver a las montañas bailar un bolero
Ver como audaces recorren sus cerros
Identificar el roce entre sus placas tectónicas
Ya que me pides pruebas por ser agnóstica
La tierra tiembla, así como lo haces en la madriguera
Lo más divertido son las múltiples de tus replicas
Pero no te importa, porque la prudencia te resbala
Así como la facilidad con que se cae tu practica falda
Sé que lo haríamos a la intemperie, regocijándonos
Por eso al ver el paisaje, me excita aún más el campo
Veo manos en las ramas de los arboles, enloquezco
Diviso senos en la cúspide de los nevados, soy enfermo
Revolcarnos en el verde pasto arriba en el paramo
Donde la falta de oxigeno, no detenga los orgasmos
Frágil y a la vez peligrosa, las virtudes que te enarbolan
Soy el testigo que palpa cada gesto que te descontrola.

1 comentario:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Ten por seguro que las montañas bailan cuando escribes con tanto sentimiento.

Abrazo de mariposa,
Diana