martes, 19 de julio de 2011

Tengo sed

Tengo sed de tus caricias, esas que me intrigan
Tengo sed de tu compañía, sin ella quedo en cenizas
Tengo sed de tu espontaneidad, contigo el mundo es de verdad
Tengo sed de tu coraje, me contagias ante la rivalidades
Tengo sed de tu frescura, prender esas velas mirando la luna
Tengo sed de tus travesuras, no le digas a nadie de nuestras locuras
Tengo sed de tu boca, una de mis preferidas zonas erógenas
Tengo sed de tu rebeldía, no existe para ti la palabra prohibida
Tengo sed de tus actos, esos donde prima el contacto
Tengo sed de tu carisma, has visto como me dibujas la sonrisa
Tengo sed de tus cabellos, disfruto quedar enredado en ellos
Tengo sed de tu sutileza, me tratas como si fuera de la realeza
Tengo sed de tus palabras, esas que me enamoran en voz baja
Tengo sed de tu feminidad, esa que me regalaste con tanta naturalidad.

3 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Yo tenía sed de leerte y ahora he quedado saciada.

Lindo poema, me envolvió...

Besos de mariposa,
Diana

Coeli dijo...

Que esa sed los sacie cada día con sólo estar juntos.

Saludos de luna

Paola dijo...

Hermoso mi amor, te felicito!
Te amo :)