domingo, 11 de septiembre de 2011

Extremadamente impredecible

No hay sentencia escrita, ni profecía que se cumpla
No hay un proceso predeterminado, ni un manual que te instruya
No esperes respuestas lógicas, ni uses el bendito sentido común
Lo obvio no es lo que parece, que es lo que buscas tu
Soy extremadamente impredecible, que no busca daños colaterales
A lo mejor quiero tu beneficio, pero puedes pescar un buen coraje
Quien sabe a lo mejor termines en una cama improvisada
Que tus propias manos la fueron tejiendo al calor de la cebada
No digo que seguimos un orden cronológico, ni fue un acto estratégico
Tampoco que es algo que sucedió, podría ser un verídico invento
En todo caso, los grillos tocaban los violines a su ritmo
Una melodía confusa que en vez de encontrarme, me perdía en el cinismo
El viento no apago las velas, pero ellas si encendieron el ritual
En vez de detenerme, lo único que hice fue continuar
El infinito solo observo, mas no emitió comentario alguno
Nadie se quejo, al contrario escuche unos agitados murmullos
El reloj no se detuvo, tampoco como hacia mio lo tuyo
Pensé huir de lo acontecido, pero nunca te escuche pedir auxilio
Sabia que al probar me gustaría, soy mantequilla y tu pan
Era hora de ser atrevido, si fue una porque la segunda te haría parar
Ahora lo correcto, es lo incierto, o viceversa, que importa te beso
Te enderezó, despiertas, me miras, y me quieres lejos
No entiendo, pero no hace falta, para que comprender
Ya sabes donde encontrarme, y lo que te puedo llegar hacer.

No hay comentarios: