jueves, 13 de octubre de 2011

Escondete en mis brazos

Factúrale todo el llanto que has desbordado
Por la estupidez de este mal ser humano
Que no merece verte destrozada, ni marchita
Tú que eres como una flor tan regia, tan bonita
Te veo desprotegida, sin ilusiones ni esperanza
Estas en decadencia, han saqueado tu frágil alma
Cuál fue ese hombre que entro disfrazado a tu vida
Déspota, que sembró dolor hasta verte herida
Tu mirada ya no brilla, tu piel esta amarga y opaca
Es como si te hayas ido, por dentro no queda nada
Despierta de esa angustia, que te tiene moribunda
Déjame ayudarte, hasta sacarte de esta penumbra
Dame tu beneplácito, para llenar ese vacío letal
Escóndete en mis brazos, yo me encargo de lo demás

1 comentario:

Anónimo dijo...

MUy bueno, aunque muchas de las veces, no haya quien te extienda los brazos para animarte o abrazarte sino para aplastarte mas.
Mayra.