lunes, 28 de noviembre de 2011

Obrero de tus palabras

Mística, ajena, distinta, solitaria, sólida, ecuánime, astuta, jovial
Te contemplo a lo lejos, sin acercarme mucho para no molestar
Estudio cada gesto, paso, detalle, actividad, en la que estés inmersa
No me has visto a tu alrededor, prefiero no estropear tu belleza
Yo tímido, asustado, precavido, inquieto, analítico, soberano
Respetuoso, romántico, caballero, enamorado, un ser humano
Tu de mirada profunda, antagónica, de singular perspectiva, una diosa
Mis letras no te visten, tampoco te resaltan, ellas te siguen temerosa
He caído en una depresión porque perdí la frecuencia de tus actos
Cuando de tu boca salía una palabra, adornaban mi retrato
Pero he luchado para restaurar la comunicación alternativa
Esa que usted desconoce que utilizo sin autorización todavía
Me has alcanzado con un suspiro extraviado, un lujo privado
Suficiente prueba que conoces mi paradero, hola soy Eduardo
Aquel invisible, desapercibido, que vive a pocos metros de tus pasos
Que le marcha lento el corazon, pero ya empieza a latir rápido
Me compartes tu nombre en voz baja, la reserva es una petición
Soy obrero de tus palabras, tu jornalero para poemas de amor.

2 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hoy, una fuerza interna me atrajo hacia ti, y me encuentro cara a cara con tus bellas letras.

Tal vez aquel suspiro extraviado de tus versos me atrapó.

Abrazos alados, Edu!

Carmen Silza dijo...

Que declaración de amor más genial y bella felicidades Edu, me ha gustado mucho.... Estábamos tiempo sin decirnos nada, me alegré bastante al ver tu visita...Gracias Edu, te mando un beso y hasta siempre