miércoles, 14 de diciembre de 2011

El consuelo

La luz es oblicua porque perpendicular es siempre necia
Los síntomas pasan desapercibidos, el resto es amnesia
Si abrimos la mente retorcida, hasta puede manipularse
Sin dejar de un lado el entorno, no le creas a casi nadie
Tus cortinas de tela importada, pero no tienes ventanas
Las replicas involucran el gusto por el olor de tus sabanas
El aire es escaso, poder respirar es un caso, vamos al grano
Las explicaciones complicadas no tienen cabida, las desechamos
El agua brota de la fuente dibujada por un artista plástico
Los globos de helio decoran el techo de mármol de tu patio
No hay retorno, ni señales de tránsito, aquí caducamos
La oportunidad es el consuelo de los pobres desgraciados
Las líneas se agotan, la promoción barrio con las perchas
Toca reciclar los tambores, para que la fiesta sea completa.

 

1 comentario:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Holis Edu, que poema tan peculiar, no dejas de sorprenderme.

Me agradó el final "Toca reciclar los tambores, para que la fiesta sea completa". jajaja, muy bueno.

Abrazos alados!