lunes, 28 de noviembre de 2011

Obrero de tus palabras

Mística, ajena, distinta, solitaria, sólida, ecuánime, astuta, jovial
Te contemplo a lo lejos, sin acercarme mucho para no molestar
Estudio cada gesto, paso, detalle, actividad, en la que estés inmersa
No me has visto a tu alrededor, prefiero no estropear tu belleza
Yo tímido, asustado, precavido, inquieto, analítico, soberano
Respetuoso, romántico, caballero, enamorado, un ser humano
Tu de mirada profunda, antagónica, de singular perspectiva, una diosa
Mis letras no te visten, tampoco te resaltan, ellas te siguen temerosa
He caído en una depresión porque perdí la frecuencia de tus actos
Cuando de tu boca salía una palabra, adornaban mi retrato
Pero he luchado para restaurar la comunicación alternativa
Esa que usted desconoce que utilizo sin autorización todavía
Me has alcanzado con un suspiro extraviado, un lujo privado
Suficiente prueba que conoces mi paradero, hola soy Eduardo
Aquel invisible, desapercibido, que vive a pocos metros de tus pasos
Que le marcha lento el corazon, pero ya empieza a latir rápido
Me compartes tu nombre en voz baja, la reserva es una petición
Soy obrero de tus palabras, tu jornalero para poemas de amor.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Recuerdo de un feriado

El cielo despejado, el sol airado, tu cuerpo tendido, que buen bronceado
Un bikini pequeño, atrevido pero no demasiado, con gafas que esconden tu anonimato
De espectador a comentarista, soy yo transmitiendo en directo desde primera fila
El publico sigue llegando para ver a la niña, de unos 30 y picos de años que aun inquieta a la vista
La arena caliente y blanca, tus labios perfectos como todo lo demás, ya basta
No soy de acero, mi mano te alcanza, te toca toda pero no se cansa
No te inmutas, a pesar que mi caricia es como la brisa de temporada, asi de cálida y sabrosa
Luego de unos minutos, se escapa una sonrisa, me dices tu nombre y que si se me apetece otra cosa
No tengo reacción, aflora timidez, la tierra me traga, malditos nervios como me fallan
Tranquilo me dices, que no pasa nada, un beso en mi mejilla y he vuelto a la calma
El show termino, ella se acosto, el astro rey le siguió dando color, a la normalidad regreso
Yo ya no narre, a escribir me dedique, pero para los lectores un ultimo encuentro se dio.