martes, 3 de abril de 2012

Opulenta

Voy besándote por tu piel bañada de girasoles
Queriendo vulnerar la resistencia de tus botones
Chocolate en mis manos, te comes mis dedos
Somos adultos, te invito a perderme el miedo
Fuego en tu lengua, esa que se resbala tan lenta
Siempre imparcial, a mis gustos siempre atenta
Te abunda lo provocativa, eres opulenta mujer
Con tanto antojo, me traes moribundo de sed
Aquella que cuando aparece asoman mis debilidades
Mil veces prefiero que grites, antes que calles
Melodiosa tu voz muy íntima despierta mi oído
Esas palabras cortas pero puntuales me han herido
Infalible al consumar tu acto, abrazo tu existencia
Lluvia de sonrisas han mojado nuestra destreza.

1 comentario:

Carmen Silza dijo...

Hola Edu, por supuesto, el amor hay que gritarlo, no se puede llevar en silencio...te mando un abrazo y feliz pascua