sábado, 19 de mayo de 2012

La tonalidad de mis colores

Por estos días se han denigrado la tonalidad de mis colores
El estado de ánimo no es aquel que congratulan los vencedores
Hay muchos grises, donde antes abundaban los fosforescente
Incluso no entiendo cuando me habla pálido el subconsciente
No hay lágrimas en el desierto de mis ojos tristes y desconsolados
Pero la actitud de mi cuerpo cuando lo escucho me habla claro
Falta ese oxigeno de libertad verdadera, esa hambre de lo imposible
Odio los bajones que me llevan a laberintos de mediocridad sostenible
Me desconozco en ciertas ocasiones, pero el espejo me putea en corto
Esas conversaciones con uno mismo me sirven para ahuyentar al tonto
Lo bueno de este coma donde he recaído, es la lucha incesante existencial
Por encontrar el sentido en la locura, en lo cotidiano y en la realidad.

1 comentario:

MAR dijo...

Me gusta la mezcla...de colores...aunque reconozco ser de extremos.
Un abrazo para ti.
mar