jueves, 5 de julio de 2012

El premio

Soy el reflejo de tus actos que no llevan tu firma
El anonimo que desconoce tu paradero, que risa
Tu, mujer sin sombra, que no traes cruz pesada
Que no te tiembla la mano, que lo agarras con ganas
Arbitraria por donde sea, llena de ecuaciones
Esa boca tuya jamas daria besos vacios de ilusiones
Mientras las complicaciones rayan tu vestidura
Los temores se alojan en un baul sin soldadura
Sin cadenas luces mejor que en otras ocasiones
No te vuelvas adicta que no contemplo soluciones
Es larga la histeria, como lo dice el guion ajeno
Pero no importa las abreviaturas, solo el premio.


No hay comentarios: