domingo, 2 de septiembre de 2012

Pobre de Alma

Érase una vez un tipo pobre de alma, mas no de dinero
La penumbra era su aliada, el disfrutaba del tormento
Cuenta la historia que de joven tenía algún talento
Pero lo fueron marginando hasta quedar solo el perverso
El amor nunca le sonrió, más si se fue llenando de sexo
Con mujeres que no lo miraban a la cara, puro pretexto
De sonrisa fingida, sentía culpa por el destino contraído
Alimentaba su odio raptando la felicidad del desconocido
No conciliaba el sueño pues su conciencia era absurda
El dolor no se manifestaba en su alma, pues no tenía ninguna
Ser descabellado salido de pesadillas tan frio e inerte
La vida te condeno a ser desterrado, olvidado y sin suerte.

No hay comentarios: