jueves, 10 de enero de 2013

Hoy no vamos hablar de tu cuerpo


Admiro tu valentía al luchar sin desmayar
Como edificas lo imposible, vuelas tan real
Si caes en manos torpes, te vuelves a levantar
Nunca te mancha un inepto, fuerte tu personalidad
Luz en tus palabras que recaban con sentimiento
Tantas virtudes, hoy no vamos hablar de tu cuerpo
La elegancia te delata, brindas el trato de una dama
Con respeto se te enamora, con ternura se te ama
Eres esa mujer que se encuentra con mucha paciencia
Te imagino serena y es anecdótico que no seas perfecta
Encantadora que recolecta sonrisas en tu suave andar
Disfruta de los elogios que nunca se han de terminar.

1 comentario:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Que bello!

Lo más importante no es la belleza física, sino aquella que nunca se acaba, la del alma, aquella que ilumina con luz propia.