domingo, 7 de abril de 2013

Tampoco por dos

Aquel sol que alumbra con demencia colorea tu piel
Te broncea, te oscurece, deja absoluta verte bien
Quedan rasgos, breves de circunstancias no ocultas
Tu torso desnudo, las lecturas se vuelven públicas
Pero lejos de los comentarios, el arte se demuestra
Lo bello ya no es clásico, ahora perturba e inquieta
Se puede apagar el paisaje pero sigues transmitiendo
Esto de ser espectador no tiene beneficios, me lamento
Puedo hacer esfuerzos inverosímiles, ganar tu atención
Pero no voy solo por uno de tus besos, tampoco por dos
Mientras tanto tu cuerpo se humecta de estas miradas
Yo aguardo paciente pronto habitar en tus sabanas.

No hay comentarios: