martes, 28 de mayo de 2013

Por eso me hice invisible


Mezquíname tu tiempo, no me lo merezco
Lucho por conseguirlo hasta quedar sin aliento
Las pruebas del camino miden la intención
Por más obstáculo que pongan, perdido no lo doy
Las dudas carcomen el plan por lograr inspirar
Pero la inteligencia premia a los que aman la verdad
La intriga genera desazón en el que lucha a diario
Pero la recompensa vigoriza el logro en tus labios
No soy digno de tu mirada, por eso me hice invisible
Voy a insinuarme con mis palabras, todo es posible
Léeme detenidamente, repite en voz alta con nitidez
Busco la manera adecuada de llegar contigo a la vejez

No hay comentarios: