domingo, 12 de mayo de 2013

Sin remordimiento

Soy yo el que te busca el lado de tu indecencia
El que te quiere encendida, dispuesta y tremenda
Deja la vergüenza postergada, el peligro nos llama
Hoy te invito a que usemos todo, menos la cama
Corre por la casa, huye que mi deseo te alcanza
Despoja todas tus prendas, no te me escapas
Coquetea con la imaginación, grita sin remordimiento
Demos paso al desenfreno, lo inmortal tiene su momento
Tus palabras invocan la lujuria, el ritmo se pone intenso
Su cara de a poco se transforma, el orgasmo hace su efecto
Danzante el movimiento se vuelve lento, denota talento
Esto no termina con un abrazo, ni con miles de tus besos.

No hay comentarios: