domingo, 12 de mayo de 2013

Tu eres mi madre

Son tus oraciones las que protegen mi camino siempre
El poder de tu palabra nunca me ha sido indiferente
En tus abrazos encuentro el cálido refugio abnegado
Cuando he caído, tu poderoso amor me ha levantado
Tu eres mi madre, me has regalo la vida para ser alguien
Venero la entrega, tu condición te hace insuperable
Has tomado mis lagrimas para convertirlas en alegria
Me enseñaste que nada me detiene, mama querida
La decepción es un estado mental, tus besos me animan
Lo que la gente ve en mi es el reflejo de tu estima
Puliste un hombre de bien, que vaya dejando su huella
Me conmuevo por tu sencillez, no me cansare de quererla.

No hay comentarios: