domingo, 30 de junio de 2013

Sonrisa de concreto

Cura mi mal genio con un beso al final de tus frases
Así mi sonrisa de concreto se torna autentica y brillante
Tu bien sabes con destreza entregar alegría a mi existencia
Cuando mi cuerpo rechaza todo tus manos son mi fortaleza
Siempre la ilusión desmerece cualquier intento por fracasar
Si me invaden ideas negativas, tu eres mi carta para ganar
En la soledad gozo de esa intimidad para ver con claridad
Días grises donde la coincidencia de tus besos escriben lealtad
Te zambulles tan peculiar con frecuencia en mis estados de locura
Tratando de arrancar lo malo para convertir en felicidad mi amargura
Tus firmes pasos llenan de garabatos el vació que me acorrala
Por ese motivo te persigo, te alcanzo, me abrazas, me amas...

1 comentario:

Gladys dijo...

Hola amigo porque tanta melancolía este poema me parece algo triste pero no por eso menos bello, hacia ya un rato no entraba a tu blog pero ahora me leí todo.

Besos y cariños ánimo amigo, que tengas una linda semana.