domingo, 18 de agosto de 2013

El columpio

Tus manos acarician mi rosto, rescatan alegría
Le ponen ritmo al encuentro, nos llenamos de vida
Vamos hasta el limite de lo permitido, aceleramos
Impacto tras impacto, el choque es lo que disfrutamos
Somos como dos gotas de agua, por eso nos mojamos
En un pasillo nos escondemos, siempre improvisamos
Veo sentimiento en tu mirada, tus pupilas alocadas
Te abandona la vergüenza, cae consecuente tu falda
No todos han visto como brilla tu sonrisa de fugitiva
El placer se mece en el columpio de alguna villa
Nunca hay testigos, somos mezquinos para compartir
Si te asomas a la ventana, puede ser que nos veas por ahí.

1 comentario:

Gladys dijo...

Hola amigo Edu, había olvidado lo bien que me hace lee tus poemas, te admiro por tu constancia para escribir, se nota que tienes muy buena musa para tu inspiración, yo muchas veces eh estado a punto de desaparecer mis blog, pero la verdad es que no se como sería quedar sin expresar el sentir que se agolpa de pronto en mi mente, gracias por tu fugaz visita, me anima volver a tu morada, ya que eh tomado la decisión no comentar en los blog de los que no me visitan porque eso significa que mis letras no les importan te agradezco de corazón me alegraste el día.

Besos feliz semana poeta.