miércoles, 28 de agosto de 2013

La ardiente razón

Mi mano desafía el textil de tu vestimenta
Ella no le teme a tu piel, se complementa
Tienes esa manía de morderte los labios
Que tu lengua los moje antes de tentarlos
Tengo unos escenarios con tiempo de sobra
Donde podría hurgar tu zona voluptuosa
Soy el apasionado, tu la ardiente razón
Si hablamos de erotismo, no me dejas opción
Olvida la mesura, mi plan ha sido excitarte
Pero hacerlo con palabras, mas estimulante
Agitar las ideas, acelerar la respiración
Profundizar en la indecencia, hacerte el amor.

No hay comentarios: