lunes, 9 de septiembre de 2013

Desde que llegaste a mi cama

Ojala que cuando caiga la tarde, caiga tu resistencia
La noche nos brinda una oportunidad, hagamos la fiesta
Te quiero desmedida, intolerante y sumamente salvaje
Yo pondre las palabras bonitas, uno que otro detalle
Pero llega con la predisposicion de ultrajar la calma
De alborotar todo el compendio de las aguas mansas
Sincerate con mi piel, deja que tu huella sea eterna
Que el orgasmo se exprese como la estampida perfecta
Te he pretendido desde siempre, una codicia barbara
Pero el necio nunca aprende, ni se rinde hasta probarla
El descontrol es saludable, lo dicen nuestras sabanas
Mi apetito esta desmesurado desde que llegaste a mi cama.

No hay comentarios: