lunes, 23 de septiembre de 2013

Las veces que sean necesarias

Muéstrate desnuda, llega a mí con provocaciones
Que el cuerpo sea el que hable sin inhibiciones
Piel con piel, que sienta tu ardiente fogosidad
Quítame todas estas ganas, olvídate de insinuar
Déjame besar tus senos las veces que sean necesarias
Pasear entre ellos, probarlos sin perder la calma
Eres un incendio, el fuego que prende lo inesperado
Nada se busca, eres la consecuencia de mis pecados
Mi imaginación es la que propone, tu erotismo dispone
El sabor de la lujuria hace imborrable tus acciones
Eres magistral complemento que alborota con placer
Las noches no terminan cuando se involucra el amanecer

2 comentarios:

MAR dijo...

Muy buen poema!!!!
Besos
mar

Maria Conchita Figueroa Chavez dijo...

Wow, Edu, esta super ese poema, aqui leyendo tus lineas, me encanta saber que no has dejado esa "mala Costumbre"
Un abrazo, MC