viernes, 18 de octubre de 2013

La ilustre alegría

Desapercibida nunca, pues tu rostro acaricia la presencia
Congrega el éxtasis para dar paso a la dulce coincidencia
La fascinación es el encanto por tu estupenda creación
Una sonrisa solo se dibuja cuando hay fuego en la intención
Debo manifestar que el sentimiento es colosal, pragmático
Que tus caricias toman relevancia como canto de soprano
Eres el reflejo de lo magnifico, una belleza de envergadura
De palabras suaves que me ha liberado de cualquier tortura
Hay solemnidad en tus actos, sus besos traen el sello suntuoso
Tengo la dicha de contar con tu chispa, el mundo es generoso
En las cosas sencillas esta la pista para seguir tu noble rastro
Eres la ilustre alegría que llegaste sin haber hecho el encargo

No hay comentarios: