martes, 27 de mayo de 2014

Quiero confesarte mi debilidad

En realidad quiero confesarte mi debilidad
No puedo contra tu sonrisa, delicadeza total
Estoy enfocando todo mi arsenal para enamorar
Hacerte mi musa de cada poema que voy a publicar
Pierdo mi autonomía, me dejo llevar por la corriente
Los caminos me conducen a una mujer complaciente
No miento, ni voy andar con rodeos a estas alturas
Siempre quise probarte, hasta rasgar tus vestiduras
Sin importar el lugar, la hora o el motivo en particular
Mi entusiasmo se acrecienta al verte de a poco llegar
El efecto que causas es insostenible, el apetito es obvio
El deseo es perseverante, tú la culpable de tanto antojo.

No hay comentarios: