martes, 13 de mayo de 2014

Atleta

El asfalto se congratula con tu paso acelerado
Pues vas dejando tu sacrificio, te voy alentando
El sol te abraza como yo lo quisiera hacer a diario
Tu sonrisa de atleta me cautiva, igual tu cansancio
Como sirena, te deslizas en el océano indomable
Cada brazada es como un poema, es un romance
Quisiera ser mar para acariciar tu temple rebelde
Me atrae tu grandeza cuando nadas contra la corriente
Te veo aguerrida domando tu caballo de carbono
En la ruta tus piernas son efusivas, estupendo dorso
Y así aprecio cada particularidad de tu estirpe solida
Es tu disciplina la que me incita y tu belleza generosa

1 comentario:

Xiomara B dijo...

Siempre he admirado tu tesón lograr lo que quieres . ¡besos! Edu