viernes, 18 de julio de 2014

La fragilidad de un papel

Mírame de esa manera, que solo tu sabes desbaratarme
Tan profunda e intensa, de tus ojos no hay escape
Insinuante y desafiante, así es la ventana de tu alma
Cedo ante cada capricho, tu locura me tiene, me embarga
Late fuerte el corazón, siento la vida a flor de piel
Escucha mi respiración, tengo la fragilidad de un papel
Y luego me sonríes, esa alegría tuya es exorbitante
Una felicidad abrumadora, calidamente contagiante
Ante tus refinados labios me rindo, no doy tregua
Si existe la oportunidad, probarlos es lo que quisiera
Tu boca bendita, la que convulsiona mi tranquilidad
Aquella que maneja a su antojo, mi fuerza de voluntad

2 comentarios:

Gladys dijo...

Precioso poema, navegar en tus letras es una delicia, todos tus poemas son lindos pero este me pareció muy dulce, y sublime.

besitos de luz querido poeta que tengas un feliz fin de semana.

cora dijo...

intensidad en tus letras, deseo en esos labios con los que sueñas

me quedo por tu blog, feliz dia