domingo, 27 de julio de 2014

Un día igual al de la otra vez

Traías el rostro de esperanza, te encontré por algún motivo
La expresión en tus ojos envuelta de alegría, me siento vivo
Conviertes lo simple en autentico, lo sencillo en esplendido
Tienes ese toque de locura que me estremece el cuerpo
La frescura de tus actos, la delicadeza en todo gesto
Todo se confabula, no hago caso, a veces soy necio
Pero aun así, despiertas el instinto mas intimo de mi ser
Los caminos me conducen a ti, quiero un día igual al de la otra vez
Tus dotes te hacen inmejorable, mi corazón tiene vacante
Ojala la razón se declare en huelga, no hagas caso a nadie
Mientras tanto mi cabeza estalla, síntoma de una realidad
Por algún sentimiento inesperado que a lo mejor no pueda manejar.

No hay comentarios: