lunes, 15 de septiembre de 2014

El aroma de todas las frutas

Tus besos llegan en la noche, cargados de ternura
Rozando mis mejillas, abrazando mi locura
Los escenarios son reales, tanto como usted
Hay abundancia en mi corazón, has sembrado bien
Un lago es nuestro confidente, el río igualmente
No somos nada, pero somos todo, que complaciente
Busco tu boca, quiero involucrarme con tus labios
Besarte con inocencia, enamorarme sin pensarlo
Tener con tu existencia un romance que no se agota
Suspiro interminable, hay fuego debajo de tu ropa
Tu envidiable esencia tiene el aroma de todas las frutas
Me gusta perder la cabeza, amar sin miedo y con lujuria.

No hay comentarios: