sábado, 13 de septiembre de 2014

No te vayas jamás

Cuanta casualidad, el momento justo y ahí estas
Tanta libertad, sin forzar nada, todo se da
La vida tiene acontecimientos privilegiados
Toda una analogía, pensando voy desvariando
Todo tiene un principio, seguido de reciprocidad
No hay suceso aislado, tu llegada trae bienestar
Te propongo ser mi cómplice, acción trascendental
Que no se extinga el vértigo, la gracia debe perdurar
Debo reconocer que eres el motivo de mi vitalidad
No escatimo esfuerzo, cuando te trato de enamorar
Siembra con sensibilidad, sométeme con tu lealtad
Acaríciame con espontaneidad,  no te vayas jamás.

No hay comentarios: