jueves, 25 de septiembre de 2014

Sabor a manzana

Ya no podía aguantar la tentación preponderante
Por más que hacía esfuerzos, era imposible evitarte
Con decir que incluso opacabas el simpático paisaje
Todo se hizo secundario, lo trivial quedo al margen
Llegaron tus caricias caritativas, tu mano sedosa
Esa manera con que engríes mi piel, es asombrosa
Busque tu boca, manantial de pasión abrazadora
La respuesta fue automática, reacción enriquecedora
Esos besos tienen sabor a manzana, es evidente
El pecado fue representado, en una mujer diferente
Ahora los síntomas saltan a la vista, estoy enamorado
Traes alegría a mi mundo, soy feliz de que estés a mi lado.

No hay comentarios: