miércoles, 17 de diciembre de 2014

El erotismo no tiene fin

Son acontecimientos que se inmortalizan en una sonrisa
Que suceden en lugares espontáneos, pero sin prisa
Donde tu piel se viste de seda, para desnudarla sin rodeo
Para quitarte la vergüenza, llenando de besos tu cuerpo
Las caricias te abordan con determinación, me pongo salvaje
Es una esfera de fuego que quema, yo lo llamo amarte
El pudor se ha perdido en el reino de los gemidos, se extingue
Mientras tu mirada despierta todo tipo de pensamientos, sublime
Me sientes en cada lugar recóndito, muy dentro de ti
Los diálogos se vuelven explícitos, el erotismo no tiene fin
La imaginación se revela, todo espacio es una oportunidad
El placer inmoviliza el tiempo, sigamos hasta desvariar.

No hay comentarios: