martes, 6 de enero de 2015

Una historia que comienzo a escribirla

Tantas noches acariciando tu cuerpo, la fantasía hecha realidad
Una historia que comienzo a escribirla, va ganando notoriedad
Las paredes esconden secretos, que las sabanas quieren revelar
Se vuelve un vicio el contenido, nada nos debe escandalizar
Al final el deseo nos envuelve como al principio, tan acogedor
Los excesos nunca fueron dañinos, este amante lo diagnostico
El pronóstico para el próximo encuentro, tiene altísima relevancia
Pues te robara la conciencia, los miedos y los tabúes de tu infancia
Hacer el amor contigo es una metáfora, que se vuelve prosopopeya
Tus gemidos son un coro de voces, característico de una orquesta
La prolijidad al amarte, agita esta pasión excesiva que lleva tu nombre
Es un acto irreversible, donde se desnuda el alma y nadie se esconde.

1 comentario:

©Laura Caro dijo...

Interesante...
Un abrazo y mis mejores deseos para el 2015.