domingo, 15 de febrero de 2015

El origen de mis emociones

Eres el deseo que levanta todas mis pasiones
La respuesta categórica a todas mis oraciones
El equilibrio necesario, para todas mis decisiones
La mujer de mi vida, el origen de mis emociones
La dueña perenne de mi alma, propietaria legitima
La dama de los sabores, el dulce que esclaviza
El fruto consentido, el manjar de la ilusión
El camino predilecto, la llama de la admiración
La verdad absoluta, el fuego de la sensualidad
El deleite personificado, erotismo por el que me dejo atrapar
La caricia interminable, que recorre la piel exquisita
La hermosura incalculable, la fantasía que me excita.

No hay comentarios: