viernes, 22 de mayo de 2015

He saciado toda sed

Que si soy feliz, me preguntas otra vez
Mira dentro de mi, he saciado toda sed
La vida se ha vuelto mi cómplice, hay una mujer
Una que me devolvió la sonrisa, las ganas de creer
Ella abrió camino donde no se podía transitar
Trajo paz, trajo vino y una copa para celebrar
Tengo un corazón inquieto que late acelerado
Hay luz, hay respuestas, estoy enamorado
Ojala pudiera traducir en todos los idiomas que la amo
Pero basta con saber, que la tengo a mi lado
Hay serenidad, la sensibilidad abraza de nuevo mi alma
El júbilo es total, mis oraciones fueron escuchadas

No hay comentarios: