lunes, 13 de julio de 2015

La mujer que me gobierna

Me seduce ese momento, que es solo de nosotros
Tu cuerpo se expresa, yo inmediato respondo
Adoro no solo las curvas de tu amplia sonrisa
Cada beso una respuesta, cada beso me incita
El roce de tu piel, alimenta el deseo incontenible
Hagamos el amor, esta noche no quiero despedirme
Mis manos acarician la fogosidad de tus senos
Donde se deleita mi boca, donde nacen los sueños
Voy bajando por el recorrido, al monte de Venus
Donde humedezco mis labios, donde nada es obsceno
Tu sensualidad es explosiva, llevas fuego en tus caderas
Eres abundante y exquisita, la mujer que me gobierna 

jueves, 2 de julio de 2015

En medio de la oscuridad

Es la libertad disfrazada de adrenalina, escabullirse sin dejar rastro
Dejarme llevar por tu corazonada, donde no existen límites, ni obstáculo
Insistir en lo desconocido, interpretando el pulso del entusiasmo
Donde la sonrisa afirma, lo que haces en mi cuerpo con tus manos
No hay rincón que se convierta en una oportunidad para seducirte
Es que la pasión no se contiene, se rebela, se encapricha, se atreve, se decide
Pues bien, la picardía es socia de nuestra locura, hábil maniobra
La vergüenza es una excusa que dejamos para los timoratos, manos a la obra
Desnuda eres pólvora, yo soy el fuego que necesitas para tu estallido
En medio de la oscuridad, no hay lamento, no hay suspenso, no hay testigos
Somos dos adultos jugando a las escondidas, donde el deseo queda al descubierto
Usted una doncella virtuosa de esplendido cuerpo, y yo solo un ser al que tienes inquieto