domingo, 28 de febrero de 2016

Tierra fértil

Cuantas veces tu mirada con la mía se cruzaron
Te quedabas en mi retina, que cosas que imaginamos
Esa sensación de tocarte sin ponerte un dedo encima
De avanzar por tu pecho, produciendo tanta intriga
Donde desnudaba tus orejas en cada saludo
Cada insinuación era tan descarada, no había disimulo
La circunstancia se prestaba para todo tipo de conquistas
Y tu siendo tierra fértil, a cada ocurrencia respondiendo con una sonrisa
No lo niego, pero cerca es peligroso y lejos angustiante
Encasillarte como platónico sería terriblemente aberrante
Pero podría catalogarte como la tinta de esta pluma fuente
Alucinando que cada línea es tu torso, y cada letra, mi contingente.

No hay comentarios: